Tener un spa o un jacuzzi en casa es un gran privilegio. Podemos en efecto, relajarnos según nuestras necesidades cuando lo queremos. Tenemos una gran posibilidad desconectarnos de las preocupaciones de la vida cotidiana. Permitimos así un descanso total a los músculos y una gran parte de nuestro cuerpo.
En todos los caso, es necesario mantener nuestra máquina de bienestar después de 6 meses de utilización. El objetivo aquí es mantener su estado inicial y que queda un rincón del bienestar y de la salud.
En unas etapas, ves como procedemos al mantenimiento del jacuzzi o spa.

Limpiar el vaso

Cuando acudimos a las tiendas especializadas en la venta de spa, tenemos una larga gama de jacuzzi exterior precios productos. Elegimos el color, la materia, la capacidad y la forma de nuestros gustos. A menudo, seleccionamos las bañeras lisas y suaves. La mayoría de esos productos están fabricados con acrílico. Entonces, después de su utilización, cuando el vaso está sucio, podemos limpiarlo simplemente con paño suave. No es necesario usar jabón ni objetos abrasivos.

Limpiar la cubierta

La cubierta térmica, necesita también una atención particular. Es fácil de mantenerlo porque se puede lavarlo con agua y jabón utilizando esponja o cepillo suave. Si no, elige los productos especiales para este elemento.

Mantener los filtros

El papel de los filtros es como su nombre filtra las suciedades en el agua. Están muy fáciles de limpiar. Solo hay que rociarlos con una manguera de jardín con presión y quedan propios. Sin embargo, su vida está limitada porque grasas o cal tupen los poros. Debemos así cambiarlos integralmente cada un año o más.